viernes, 11 de septiembre de 2015

Traslado

Han sido alrededor de 7 años en este espacio donde he ido contando y expresando mis opiniones sobre el baloncesto. El baloncesto que veo y el baloncesto que creo que debe ser. Siempre respetando todas las opiniones y maneras de hacer y desde la creencia de que aprendemos de todo y de todos si estamos abiertos a ello. Esa fue la razón por la que abrí este blog y esa es la razón por la que ahora continuaré haciendo lo mismo desde un nuevo espacio más dinámico y más moderno.

Muchas gracias a todos los que me seguís o me habéis seguido en algún momento en estos años. Nos vemos en Time Out


miércoles, 9 de septiembre de 2015

Apuntes del Eurobasket 2015



Debido a mis obligaciones no había podido ver los anteriores partidos de la selección española en este Eurobasket que se disputa en Francia, Alemania, Letonia y Croacia. Así, después del partido de ayer ante Italia, decidí ver los otros dos partidos para poder opinar con conocimiento de causa.

Mis conclusiones:

Vaya por delante que respeto muchísimo el trabajo de todos los compnentes de la selección, desde lo jugadores al entrenador pasando por todos y cada uno de los miembros del staff técnico.

Estamos ante una generación de jugadores que ha dado mucho al baloncesto español. Estamos ante una generación extraordinaria que tardaremos mucho en poder volver a disfrutar, en el caso de que pueda volver a ocurrir esto de reunir a un grupo de jugadores de tanta calidad.

 
Dicho esto creo que desde hace ya un tiempo el tema de la selección va en caída libre por muchos motivos. Desde Pepu hasta la fecha se ha permitido que los entrenadores los pongan los jugadores y el máximo responsable de ello es el presidente de la Federación Española, Sr. José Luis Saez. Se han permitido toda una serie de caprichos a los jugadores que acaban por debilitar exponencialmente a una selección que ha dado muchos éxitos.

Se han tapado muchas cosas por los éxitos deportivos conseguidos pero tarde o temprano pasan factura. No se pueden permitir según qué cosas por mucho campeonato que se haya ganado después de mostrar la peor cara y actitud en fases previas y demás. Ha habido cosas que se han vendido en los medios como anécdotas graciosas cuando más bien eran cosas intolerables para unos profesionales

El llamado “clan de la pocha” que los medios han reído y han potenciado ha sido una de las causas por las que se llega a la situación actual. Es evidente que los jugadores son los máximos responsables (en este caso en grado máximo) de poner en la pista lo que hay que poner y, por encima de todo, la ACTITUD que hay que poner para poder competir en un campeonato como un Europeo o un Mundial. En todos los campeonatos ha habido síntomas de prepotencia y de menosprecio a los rivales y ello ha generado alguna derrota en condiciones no normales. Me refiero a que estamos ante jugadores profesionales, que están en la selección y que deben un respeto, para empezar, a los aficionados que los siguen, y para continuar al rival de turno.


Los medios también han ayudado “ganando” campeonatos antes de empezar y faltando, de este modo, al respeto a los equipos rivales. Las retransmisiones tocan a veces el surrealismo, teniendo en cuenta que normalmente consiguen el apoyo de entrenadores o jugadores de máximo nivel que unas veces ponen un poco de cabeza en dichas retransmisiones y otras se callan ante los comentarios de ciertos comentaristas que poco saben del deporte que retransmiten.

A nivel estrictamente deportivo la falta de actitud se ha visto reflejada en muchos campeonatos en forma de “NO DEFENSA” o de jugadores “arrastrándose” por la pista. El aviso del primer partido se vio ayer solidificado ante Italia, un equipo que anota fácilmente de larga distancia. Esto ya se sabía antes de empezar el partido. Ayer mismo leía en un medio de comunicación, que analizaba las claves del partido, que había que ir con cuidado ya que Italia era una selección que anotaba desde fuera con mucha facilidad y que una buena racha podía provocar muchos quebraderos de cabeza. Pues eso, eso mismo fue lo que pasó. Sergio Scariolo también era consciente del peligro de la selección italitana y avisó de ello, por esa razón me parece todavía más increíble lo que ví ayer en la pista. Un gran acierto exterior unido a una inexistente defensa llevaron al equipo a ir perdiendo el ritmo del partido hasta terminar como un muñeco a manos de una Italia que se creció y pudo hacer lo que quiso.
Lo que sale en prensa hoy tiene que ver con los 34 puntos y 10 rebotes de Pau Gasol y que no pudo ser pese a esa gran actuación. Yo, como entrenador, creo que no se puede competir en un campeonato ante nadie sin una defensa decente y esa ayer no la vimos, y lo más preocupante es que pudimos ver falta de orden y jugadores trotando.

Evidentemente hoy es fácil criticar a la selección pero creo que hay unos mínimos y una imagen que hay que cuidar un poco cuando se está jugando un Europeo. Sabemos que hay ausencias importantes pero nada tienen que ver con la actitud, esa se tiene o no se tiene.

lunes, 6 de abril de 2015

¿Formación y competición son compatibles?

Artículo para la revista digital MaresmeSport.

Hace algún tiempo me pidieron hacer una colaboración en un proyecto sobre la Competición y la Formación del que resultó un vídeo que he compartido en alguna ocasión. El autor del proyecto es Marc Forcada y pienso que vale la pena perder unos minutos en verlo. Podréis ver el video al final del artículo.

Llega Semana Santa y se para la competición para todo el mundo. Todos los equipos buscan continuar el trabajo con campus, torneos y otras actividades que no permitan a los jugadores "olvidarse" del trabajo hecho hasta el momento.

Infinidad de campus y torneos llenan las instalaciones deportivas durante estas fechas. Hay quién aprovecha para viajar son sus equipos a otros lugares del Estado o fuera de nuestras fronteras para participar en torneos y conocer otras maneras de entender el baloncesto. 
Por lo que respecta a los jugadores y jugadoras infantiles y minis, tenemos un grupo reducido que forma parte de las respectivas selecciones autonómicas. Estas selecciones van, por estas fechas, a jugar los Campeonatos de España de Selecciones Autonómicas Infantil y Mini a las localidades de Zaragoza y la gaditana San Fernando respectivamente. Cita anual para todas las selecciones autonómicas y al mismo tiempo para todos los Directores Técnicos de los clubes más potentes que buscan reforzarse con los mejores jugadores y jugadoras.

En este punto quiero poner el foco, ya que estamos en un momento en que todo el mundo habla de la formación y la competición como elementos incompatibles. ¿Realmente son elementos incompatibles?


Tenemos una competición (Minibásquet) en que, aparte de limitar la participación de los entrenadores, se protege a los jugadores con un reglamento en el que se "esconde" el resultado de los partidos con el pretexto de que hay mucha competitividad. ¿Pero no es cierto que estos campeonatos también son una competición en los que prima el resultado por delante de otros aspectos formativos?
Probablemente nos tendríamos que poner de acuerdo en qué es realmente lo importante en esta etapa de la formación del jugador. Pienso que, quizás, el modelo de gestión de la formación-competición lo tenemos un poco equivocado en el momento en el que no concuerda lo que decimos con lo que hacemos.

¿De quién es realmente la culpa de estas incongruencias? Pienso que hemos estado mucho tiempo echándonos la culpa los unos a los otros cuando en realidad la solución es tan sencilla, y tan complicada al mismo tiempo, como ponernos de acuerdo en qué y cómo debemos trabajar con los jugadores de base. Desde los clubes, con sus directores técnicos o coordinadores, los directivos, los entrenadores, los padres hasta la misma Federación, habría que colaborar para hacer esta tarea de la mejor manera posible para el bien de los jugadores y jugadoras. 

Muchos entrenadores te hablan de formación y argumentan su trabajo con resultados a nivel de clasificación diciendo que tienen que ganar por el equipo, porque el equipo lo necesita. ¿Realmente lo necesita? ¿O es, quizás, el ego del mismo entrenador el que lo necesita? ¿El entrenador busca el resultado por el equipo o para promocionarse él mismo como entrenador? Con mejores resultados estará en el grupo delantero de los equipos potentes de la categoría y eso le dará opciones de poder dar el salto a un equipo-club mejor y promocionarse como entrenador. ¿Realmente creemos que el que gana más partidos es mejor entrenador?


El baloncesto cambia de la misma manera que cambia la sociedad y, lógicamente, esto incide en la manera en que enseñamos, ya que hemos que tener en cuenta una serie de factores que antes no estaban presentes a la hora de trabajar. De todos modos, creo que hay detalles, la gran mayoría, que siguen siendo la base de la formación y éstos no han cambiado.

Todos los que estamos en el mundo del baloncesto conocemos casos de jugadores o jugadoras que en un momento dado de la temporada deciden dejar de jugar o cambiar de equipo por diversos motivos. El motivo que te dan los entrenadores en estos casos es que no quieren jugar al baloncesto. Quizás los entrenadores no deberíamos plantear si hemos hecho todo lo posible para conseguir no perder al jugador o jugadora. ¿Realmente hacemos todo lo que está en nuestras manos para no perder a ningún jugador?

Creo que cuando nos deja un jugador tenemos una parte de culpa importantísima ya que no hemos sido capaces de gestionar correctamente la situación.

En primer lugar creo que hay que explicar a todos los actores que intervienen en la actividad cual será nuestro trabajo y cuales los objetivos que queremos conseguir individualmente pero también del grupo, independientemente de los resultados a nivel clasificatorios. De esta manera no tendremos ningún sobresalto por motivos de falta de información.

Por otro lado debemos trabajar con los jugadores técnicamente pero también emocionalmente para que entiendan el trabajo que están haciendo y sean capaces de desligarlo de los resultados. Trabajemos la empatía, seamos cercanos al tiempo que exigentes. El jugador debe sentirse apoyado en su trabajo para poder dar el máximo de sí mismo y tener la motivación que buscamos.


Entonces, la competición es compatible con la formación? Bajo mi punto de vista no solamente es compatible sino que es necesaria para la formación del jugador, pero bien gestionada. La sociedad en sí comporta una competición constante por lo tanto tenemos que preparar a nuestros jugadores para esta competitividad pero sin perder de vista nuestros objetivos a nivel formativo. La competición tiene que ser una herramienta más dentro de la formación.



jueves, 20 de noviembre de 2014

Els entrenadors diuen #NoPayNoCoach - Situació dels entrenadors. Segur que és on s’ha de posar el focus d’atenció i recaptació?

Us deixo un article que he fet pel diari digital MaresmEsport sobre la problemàtica creada amb l'aplicació de la nova Llei de l'Esport per part del Departament d'Ensenyament de la Generalitat a partir del pròxim 1 de gener de 2015.

Fa temps que des dels estaments governamentals s’està al darrera de l’esport amateur, de formació. S’està al darrera dels clubs de formació, sense ànim de lucre. I s’està al darrera dels milers de persones que ocupen el seu temps en el seu hobby, tot i que ha requerit de cursos i formació per tal de tenir una titulació per poder exercir.

Aquestes persones, monitors, entrenadors, voluntaris, han passat, durant anys, hores i hores dedicades als seus respectius clubs amb l’únic afany de millorar ells mateixos i fer millorar els seus clubs i, el que és més important, els jugadors en formació.
Potser s’ha oblidat que aquests grans de l’esport que tenim actualment van passar per per aquest esport de formació que ara intenten matar amb una llei molt poc lògica i poc flexible amb el que hi havia fins al moment. Una llei que ha fet, provablement, gent que no ha viscut aquesta realitat en el nostre esport. 
Quan he començat a escriure aquest article feia poques hores de la reunió informativa que s’havia dut a terme a la Sala d’actes de l’Hotel Plaza. Amb el pas de les hores les xarxes socials s’han omplert de manifestacions d’entrenadors indignats amb aquesta situació que ens toca viure, sobretot a partir de l’1 de gener.

L’explicació per part d’Ensenyament és que, tal com diu la llei, l’activitat que duen a terme els entrenadors des de sempre passa a ser considerada una professió. Però només en l’àmbit formatiu/acadèmic, vull dir que fan obligatori tornar a estudiar el que ja has estudiat i pagat anteriorment. Un cop tens aquest títol de grau mitjà o grau superior és necessari que estiguis inscrit en el Registre per tal d’estar “regularitzat”, ja que en cas que no sigui així estàs exposat a una sanció tant l’entrenador com el club.

Em venen moltes preguntes a la ment sobre aquesta agressió a un col·lectiu que per altra banda està ben preparat i sempre ha tingut la inquietud de formar-se constantment, ja sigui amb els cursos que s’organitzaven des de la Federació Catalana o be des de la Federeción Española (en el cas del Superior). Els entrenadors acostumen a invertir, a més del seu temps, diners per tal d’anar evolucionant en la seva formació i adaptar-se al temps i les novetats com ara les noves tecnologies. Tot això, d’un dia per altre, ja no serveix?


El fet de regularitzar la situació no em sembla malament si encetem la regularització en tots els seus àmbits. La pretensió actual és dotar aquesta activitat del rang de professió, però això vol dir contractes de treball, Seguretat Social, sous dignes com en tota la resta de professions? Si la pretensió és només regularitzar els títols dels entrenadors que ja han fet penso que el plantejament està fora de lloc.

El resum més clar del que significa per un entrenador el tenim en una carta que va publicar Basket Vallés, de la que reprodueixo un petit tros:

En fin, si quiero ahorrarme dolores de cabeza debo seguir los siguientes pasos:

1.- Me entrevistará un técnico en deportes y me asesorará sobre qué y cómo debo convalidar los títulos. La entrevista en cuestión vale 60 míseros eurillos y no da derecho a nada. También me harán una entrevista con 6 preguntas en plan concurso para calibrar mis conocimientos y experiencia. Digo yo que podrían mirar mi historial en la Federación. ¿Me pedirán mi trayectoria en el Supermanager también?
2.- Habrá que hacer una prueba de acceso. No sé si con mis michelines podré hacer virguerías como hacer 5 sentadillas consecutivas o cruzar la pista en 15 segundos pero me pondré a tono, ya me conoces. ¡Ah! La prueba vale 49€ ¡Se me olvidaba!
3.- Una vez haya superada la ardua prueba de acceso física (y haya abonado el dinero correspondiente) deberé pagar por la convalidación de los títulos que tengo y luego me dirán qué es lo que me falta para acabar de ser un Técnico Superior en Baloncesto -o algo así-, clases que deberé realizar en los institutos que a tal efecto destine Ensenyament pagando religiosamente por cada crédito. Vamos, que volveré a juntarme con la muchachada, hora del recreo, bocadillos, cigarros a escondidas y demás…. Solo nos salvaremos de todos estos clichés de instituto los que trabajemos, estudiemos o cuidemos a alguna persona que lo necesite -todo acreditado, claro-, el resto a las aulas, y nosotros a hacer las horas indicadas de manera semipresencial -que aún no sé como las haremos-.
4.- Con la titulación catalana concedida, todo pagadito y a buen recaudo, solo me quedará inscribirme en el Registro de Actividades del Consell Català de l’Esport y ya seré un entrenador profesional -almenos académicamente- aunque un colega me ha dicho que cuando estemos ‘fichados’ comenzarán a pedirnos IRPF, seguridad social y demás… ¿Después de todo esto crees que serán capaces Antonio?


Podeu veure la carta sencera en aquest enllaç

Aquest és el reflex del sentir dels entrenadors en aquest moment. Penso que la manera de fer aquesta regularització dista molt de ser lògica i està molt a prop de ser una agressió a un col·lectiu que, està demostrat, està ben preparat per fer la seva feina. Fins al dia d’avui tots hem tingut clar que el que fèiem era un hobby, més encara tenint en compte les “retribucions” que es perceben en el nostre esport.
En tot cas volia fer una reflexió sobre el que ha passat en les últimes 24-36 hores després de l’inici de les reunions per explicar la nova situació.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Papás/Mamás mánagers y la locura del sinsentido



Toco hoy un tema ya bastante comentado pero aun así quiero expresar mi sentir ante un tema tan preocupante.

Vaya por delante que todos los padres (entre los que me incluyo) quieren lo mejor para sus hijos. Así pues, partimos de la base de que todos y cada uno de los padres buscan tener lo mejor para sus hijos. La pregunta que me viene a la mente es ¿lo mejor para mi hijo a cualquier precio? ¿Por encima de todo y de todos?

Cuando un padre/madre intenta pasar por encima del entrenador, coordinador, director técnico o incluso presidente o miembros de la junta estamos ante el mayor sinsentido posible. Vamos por partes. Yo, como padre, llevo a mi hijo a una entidad para que practique un deporte. La entidad tiene un director técnico, coordinador i un entrenador que es el que entrena a mi hijo. El equipo lo componen un grupo de jugadores a los que yo no debo evaluar como padre. Estamos hablando de baloncesto de formación. Cuando voy a los entrenamientos o a los partidos voy a animar a mi hijo y a sus compañeros. No voy a criticar al entrenador, árbitro y demás participantes en la actividad. Si al final de la temporada no estoy de acuerdo con el planteamiento del club puedo llevarme a mi hijo a otro sitio.


Cuando oigo a algún padre dando lecciones de baloncesto en la grada o en la puerta del pabellón, tengo que irme porque no entiendo tanta sabiduría de personas que normalmente no deben tener título de entrenador. Ese que necesitan todos los entrenadores para poder optar a llevar un equipo. Ellos han estudiado para saber cómo planificar una temporada, para poder hacerse cargo de un grupo de jugadores. Y me sorprende la alegría con la que esas personas son capaces de enjuiciar a un entrenador por el simple hecho de que crea que su hijo merece “algo más”. Cuando un padre viene tras un par o tres de partidos a preguntarte porqué su hijo ha jugado menos que tal jugador en el partido de hoy tenemos un gran problema. Naturalmente cuando ha jugado más que nadie será porque se lo merece y no vendrá a preguntarte. Actualmente se han puesto de moda las tertulias deportivas en la televisión y hay quien las traslada a las gradas. Dejemos a los niños y a los entrenadores trabajar.

Personalmente he tenido algunos episodios de este tipo y después de varios años la experiencia me demuestra que ninguno de esos “grandísimos jugadores” ha llegado a nada, teniendo en cuenta que siempre esos padres creían que tenían a la próxima estrella del baloncesto en casa.

Lamentablemente esos padres no se dan cuenta que lo que están haciendo es exactamente lo contrario a lo que quieren hacer. No ayudan en nada a sus hijos con estos comportamientos ya que lo único que hacen es despreciar al resto de sus compañeros cosa que por otro lado es lo contrario a lo que intenta el entrenador y el club.

Sería muy bueno para el deporte en general, y para el de base en particular, que los padres se dedicasen a ser padres en vez de jugar a ser entrenador, coordinador o director técnico. Animar a sus hijos y a sus compañeros les hará bien a todos y probablemente mejorarán más. Hasta que esto no ocurra y haya quién va a las pistas a criticar a compañeros, entrenadores, árbitros, etc., continuaremos con esta lacra que únicamente destroza jugadores y el deporte de base.